04 abril 2018

HAY QUE SALVAR NUESTROS PUEBLOS

Hay que salvar a los pueblos pequeños de nuestra provincia que hace tiempo iniciaron una curva casi vertical hacia su extinción. Difícil tarea, pero para nada imposible. Si hace mas de medio siglo el futuro en cada pueblo para la prosperidad o subsistencia, eran las formas tradicionales, bien agrícola, ganadera, comercial,…, en el periodo transcurrido ha dado un vuelco total y, la emigración principalmente ha motivado el fracaso del pensamiento de futuro tradicional de manera que ya no se sostiene .
 Al menos por lo que a la Zarza de Pumareda se refiere, las pocas explotaciones agrícolas y ganaderas que, a día de hoy se mantienen, tienen los días contados porque sus titulares están próximos a la jubilación y no parece que haya continuidad. Por lo tanto no hay mas remedio que modificar los proyectos de futuro. 
 Una de las posibles alternativas sería la promoción turística, exhibiendo sus paisajes y monumentos que no por escasos y humildes son menos interesantes. Y en este proyecto estaríamos implicados todos: desde los mismos habitantes, regidores, instituciones provinciales, incluso gente del folclore, artistas salmantinos que tienen mucho que aportar en el tema de el cual también se verían beneficiados. 
En el caso de La Zarza de Pumareda se inició recientemente con éxito la celebración de una feria: La Feria de Piedra. A ella se han ido agregando actividades complementarias y la que acaba de celebrarse se puede considerar desbordante, pues ha contado con la presencia de uno de los mejores artistas salmantinos, sin duda el mejor acordeonista, Raúl Díaz de Dios, que cautivado al público asistente y ha sido nombrado Hijo Adoptivo de La Zarza. Sin duda un gran honor para el pueblo.
 Actividades de este tipo pueden invertir el sentido descendente de la línea de extinción en ascendente de cara a un futuro que nos gustaría conocer. 
 Os acompaño enlace de un video cortito sobre la implicación en la causa del acordeonista Raul Díaz de Dios

18 octubre 2017

RECORDANDO UN DÍA DE HORNAZO

Recordar el pasado es como volver a vivir. Me agrada recorrer el campo de nuestro pueblo que hoy está desolado  por falta de lluvia y compararlo con el verde de primavera.
Sirva esta foto de un día de hornazo, encarando la primavera cuando brota el color. Los días se van estirando y se hacen proyectos de cara al periodo vacacional del verano.
Como contraste éste otoño seco y polvoriento. Los días  se van acortando, el próximo cambio de horario que para muchos es un trauma y  la proximidad del invierno donde llegarán esos días de nieblas persistentes.

Puede que esta foto de un concurrido y desenfadado día de hornazo, sea irrepetible, por eso me agrada recordarla y  confío me sirva de consuelo durante el largo invierno que se nos viene encima. 

13 junio 2017

UN DÍA DE PRIMAVERA EN EL PUEBLO

Fotos captadas una mañana de primavera caminando por la rivera el rio Uces. Los días anteriores el cielo  había regado el campo y éste lo agradeció mucho porque la hierba empezaba a agostarse.  La noche anterior la lluvia también había sido abundante y los animalitos pasteaban a sus anchas sin la necesidad de acercarse  a las charcas abrevaderos donde otras veces pasaban la mayor parte del día. El polvo estaba apagado y la tierra de los caminos compactada que, como si fuera virgen solo acusaba la huella de los primeros pasos.   El cielo continuaba nublado amenazando mas lluvia y ocultando el sol que favorecía el ambiente después de unos días de calor bochornoso.



25 mayo 2017

EL OLOR A SIEGA




Si el pasado año por estas fechas nos agobiaban las predicciones del tiempo por bolsas de aire frio, este año es lo contrario. Parece ha venido el verano adelantado. Cuantos días en el mes agosto serán más frescos que los vividos esta semana en el pueblo.
Pues aunque todavía no es tiempo de siega, (si bien la cebada ya se segaba a finales de mayo) la hierba que se cría en las zonas bajas junto a los sembrados de cereales, desprende el olor típico de temporadas de la siega. Y gracias a las lluvias de los pasados días se va                                                         manteniendo verde

Es un olor que se potencia sobre todo los días calurosos al atardecer. Un olor que sin ser aromático es muy  agradable y que solo se respira en las zonas donde ha crecido la hierba que por ausencia de ganado no ha sido pasteada y a partir de ahora se convierte en heno. Este ambiente de campo solo resultará familiar a los que hayan practicado el oficio. No tiene que ver ni con  la paja seca ni con el heno ya segado. Un olor indescriptible para poderlo comparar con cualquier otro.

Como es obvio no se puede transmitir por escrito para su comprobación. Lástima

27 abril 2017

MURAL EN LA PEÑA

Lo mismo plancha un huevo que fríe una camisa. Lo mismo toca una guitarra que una acordeón. Igual pinta un retrato que dibuja un mural sobre la fachada de un edificio. También es un deportista porque participa en carreras de maratón. Es un inquieto lagarto. Es un artista.
Primero dijo que se lo tomaría con calma, pero vistos los primeros resultados le ha cegado la ilusión por ver la obra terminada y, soportando el frio que ha llegado de repente no cesará hasta verla concluida, si bien puede dejar detalles de remate final que, según él mismo ha explicado, es con lo que disfruta el autor para un acabado satisfactorio.



Siempre que uno aterriza por el pueblo hay algo nuevo que observar. De las tres o cuatro personas que he visto esta mañana me cuentan que no han conocido un día tan malo como el de hoy en todo el pasado invierno. A pesar de ello el valiente lagarto sigue en su empeño de ver terminado el trabajo que se ha propuesto.
Vuelve a revalorizarse la sede de la Peña el Lagarto, como ya lo hizo cuando se colocó en la pared de entrada la piedra esculpida con el nombre de la Peña.
Esta nueva decoración será más visible por su orientación al paso del tránsito rodado y, considero que el motivo elegido es el más representativo de nuestro pueblo.
Cuando retomemos las actividades veraniegas, una de las primeras cosas que deberíamos hacer, sería organizar un protocolo de inauguración que incluiría simular la retirada de una cortina para descubrir el mural,  y foto de todos los miembros con el autor en primera línea.
Naturalmente esta es una opinión del que suscribe, sin conocer el criterio del autor ni el de los demás miembros de la Peña.

En cualquier caso vaya mi felicitación  a Juan Andrés por la iniciativa y aplauso por el trabajo bien hecho.