25 febrero 2017

Un recuerdo a la Peña Resbalina


Si las piedras hablaran, este mazacote de granito que aflora desde el suelo tendría muchas cosas que contar.
¿Quien del pueblo no ha estado aquí alguna vez?  ¿Quien en este sitio no se ha sentido niño y se ha resistido a lanzarse por este tobogán?
Al principio es normal sentirse animado del acompañante  para el primer deslizamiento. Este se realiza de la forma mas ortodoxa, pero tiene algo excitante porque, una vez  vencido el vértigo, se hace imposible no repetirlo de espalda, de barriga de cabeza, haciendo el tren,..
Este sendero pulido en la roca a base de resbalones indica que siempre ha tenido actividad y, aunque cada vez esté menos frecuentada, a día de hoy todavía no ha criado musgo.
La popularidad que tiene a nivel local, sugiere que podría ser un buen motivo para exhibir y promocionar durante la próxima, o sucesivas   Ferias de Piedra que el Ayuntamiento está instituyendo.
Valgan estas imágenes como homenaje y conmemoración, del pasado Jueves Merendero, y de otros tantos y tantos, de los que solo  Ella es testigo mudo y seguirá siendo por los siglos de los siglos. 

18 febrero 2017

PROMOCIÓN DE EL PUEBLO

El músico acordeonista que fue presentado en nuestro pueblo durante las pasadas Fiestas de San Lorenzo y que con su actuación levantó al público de los asientos y fue largamente aplaudido no ha olvidado el cariño con el que fue despedido de allí.
.
Desde hace tiempo tenía programado un concierto en Madrid, en el que iba a actuar con su grupo, al que no pude resistirme asistir porque confiaba tendría un gran éxito como siempre que pisa un escenario.
El GPS que debía guiarme hasta el local donde actuaba se empeñó en no ayudarme y permaneció callado durante todo el viaje, así es que después de un par de tropiezos y gracias a un buen sentido de orientación, los paneles indicadores me guiaron y conseguí un cómodo sitio para escuchar el concierto.
(Clip de video facilitado por Raúl)
videoCon su estilo de interpretar el cancionero tradicional y en su afán de promocionar la tierra salmantina, me produjo una sensación especial oír pronunciar el nombre de nuestro pueblo, Zarza de Pumareda en plena actuación desde el centro del escenario.


 

Al final todo el mundo quería una foto recuerdo del acto.  Siento no haber conseguido otra mejor  del momento, pues la iluminación era la que había. Pero quede constancia en este relato de que el nombre de nuestro pueblo fue pronunciado ayer en Madrid.

13 febrero 2017

EL JUEVES MERENDERO EN LA ZARZA DE PUMAREDA


Si la semana empieza el lunes y termina el domingo, hay un día que la divide en dos partes. Ese día es el jueves. Estas dos mitades imaginarias nos dan sensaciones contrapuestas: lunes martes y miércoles se nos hace cuesta arriba; y viernes, sábados y domingos cuesta abajo. En medio queda el jueves.
Aunque en este contexto es un día indefinido, (pues no es cuesta arriba ni cuesta abajo), vamos a darle importancia al jueves.
Si será importante el jueves que se decía de él que durante el año había tres jueves que brillaban ms que el sol: Jueves Santo, Jueves de Corpus y Jueves de la Ascensión. Cómo han cambiado las cosas.

Hay otro jueves que se llama el Jueves Merendero. Es el próximo que nos toca vivir en la actual semana. Importante este día que se  celebraba en nuestro pueblo y zona de alrededor, con mucha participación, saliendo al campo para comer la merienda.
Con notable sentimiento hay que recordar este día del que ya no queda chiquillería ni juventud que, con su alboroto rompía la paz y el silencio del campo esa tarde del Jueves Merendero.
El recorrido más habitual de la excursión transcurría desde el molino del tío Manuel hasta el Puente de Robledo.
El Jueves que aparecía lluvioso, nos acogía el tío Manuel en los casillos donde guardaba sus burros que utilizaba para transportar los costales de grano y harina.
Allí las chicas imitaban representaciones teatrales y los chicos éramos espectadores. También entre otras cosas, nos dedicábamos a coger y comer anodejas: un tallo tierno  con forma de cebolleta que brotaba en la proximidad de la primavera.

Este próximo jueves es el Jueves Merendero y si Dios quiere lo celebraré con un paseo hasta la Peña Resbalina, otro lugar que era habitual ese día para los más pequeños que asistían a la escuela de párvulos.

Si alguien más se anima a participar  de esta tradición, dejaremos constancia grafica de dicha actividad.
Feliz Jueves Merendero